Últimos temas
» || Petición de Rol ||
Dom Jul 09, 2017 7:49 am por Alix Rosewain

» You are with me now || Jules & Caleb Nightshade
Jue Ene 05, 2017 9:27 am por Caleb A.Nightshade

» Mundo Subterráneo (Reapertura) {Afiliación Elite} {Cambio de Botón}
Jue Oct 27, 2016 7:18 pm por Invitado

» Walk Of Fame - normal.
Sáb Oct 22, 2016 4:33 am por Invitado

» Forever is only the beginning [Normal]
Miér Oct 12, 2016 5:47 am por Invitado

» Twilight Rol Suiza - Cambio de Botón
Jue Sep 29, 2016 11:15 pm por Invitado

» Dark Paradise (af. Elite)
Mar Sep 06, 2016 1:28 pm por Invitado

» University of Southern California [Af.Elitel]
Mar Sep 06, 2016 10:53 am por Invitado

» The Worlds Collide - Afiliación Élite
Mar Ago 30, 2016 2:41 pm por Invitado

» [Af. Normal] Cazadores de Sombras RPG
Vie Ago 12, 2016 11:08 am por Invitado

»  || Ficha de Jules M. Nightshade || (En Proceso)
Sáb Ago 06, 2016 6:23 pm por Jules M. Nightshade

» The next stop is...[Kate Weatherrose]
Miér Jul 06, 2016 11:07 am por Cónsul J. Nightshade

» Un nuevo comienzo. [ Jane Youngblood]
Miér Jul 06, 2016 11:06 am por Cónsul J. Nightshade

» Lose your mind, comienzan los problemas (priv.)
Miér Jul 06, 2016 11:06 am por Cónsul J. Nightshade

» ||New truth|| Alexandra C. Gray & James F. Jackson
Miér Jul 06, 2016 11:06 am por Cónsul J. Nightshade

Afiliados Hermanos
1 de 5
Créditos
» Skin obtenido de Captain Knows Best creado por Neeve, gracias a los aportes y tutoriales de Hardrock, Glintz y Asistencia Foroactivo.
» El tablón de anuncios es una creación de Arabella23
Directorio
0 de 9
Afiliados Elite
0 de 33

|| Ficha de Caleb Nightshade ||

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

|| Ficha de Caleb Nightshade ||

Mensaje por Caleb A.Nightshade el Miér Abr 13, 2016 10:51 am


Caleb A. Nightshade
Every day, every man has a choice between right and wrong, between love and hate, sometimes between life and death. And the sum of those choices becomes your life. The day I realized that is the day I became a man. 

Datos Básicos:

Nombre Completo:  Caleb Aleksander Nightshade
Avatar:  Bob Morley
Edad:  23 años
Fecha de nacimiento: Abril de 1993
Raza:  Hijo de Raziel
Nacionalidad:  Danés
Orientación sexual:  Heterosexual



Fisico



Adoctrinado en el arte de la lucha y el entrenamiento regular desde su más tierna edad, Caleb presume de un físico envidiable entre los suyos. Desde joven había sido más alto de lo común entre los muchachos de su edad, pero ya de adulto, disfruta de cuerpo esculpido por una musculatura bien definida pero de constitución delgada y felina. La fuerza bruta innata nace del duro entrenamiento y del calor del momento, lo cual puede convertirlo en un arma mortífera en batalla. No debemos subestimar por ello que carezca de la elegancia en sus movimientos y de una agilidad envidiable, así como tampoco de una constitución bien formada y equilibrada.

Su piel tiende a ser de un tono oliváceo, pigmentación que luce en su mayoría un dorado natural a lo largo de todo el año. Una ligera capa audaz de pecas recubre parcialmente la piel de su rostro de rasgos suaves y que le aportan una apariencia juvenil al conjunto. La característica más notable en su rostro es el marcado hoyuelo de su barbilla bajo una boca ancha y unos labios carnosos, siempre predispuestos a esbozar una sonrisa socarrona que parece burlarse de todos.Frecuentes son sus sonrisas sinceras, amplias y divertidas, que le confieren un aspecto encantador y atractivo. Otro detalle, y en apariencia común y poco destacable, es su mirada penetrante y oscura en unos ojos ligeramente rasgados, siendo predominante el marrón y el castaño oscuro de sus cabellos, casi siempre largos y revueltos, en un indicativo inequívoco de su descendencia Nighshade.
   
Este conjunto de características, a la par que aniñadas y atractivas, denotan seriedad y cierto aire especulativo. La mayor parte del tiempo, su rostro expresivo refleja cuanto ocurre en su cabeza, incluso la mayor parte de las veces es capaz de comunicar aquello que piensa sin necesidad de palabras, pero es en momentos en los que mantiene una expresión neutral y carente de emoción en los que se puede apreciar un bloqueo a sus pensamientos. Recurre a esta actitud calmada cada vez que se ve sumido en sus propias ideas o considera ciertos aspectos de sí mismo, pues no hay duda en que  desde que alcanzó la madurez, lucha constantemente contra su impulsividad y se obliga a sí mismo a tomar ciertas cosas con calma y consideración, algo visible pese a que el resto solo sea testigo de la inexpresividad y quietud de su persona.       

Es una persona limpia que cuida su aspecto físico, al menos en su gran mayoría y de cierta forma descuidada, puesto que no tiene inconveniente en ensuciarse y mancharse las manos cada vez que sale de caza. Podría considerárselo un niño que disfruta al llenarse de barro cada vez que se ve inmerso en un juego salvaje. La sangre, los cortes y las cicatrices visibles en su rostro y cuerpo, el icor y la suciedad características de una caza... todas ellas las luce con orgullo y con la misma gracia con la que luciría unos jeans y jersey de punto fino. Sus cabellos, por otro lado, resultan espesos e indomables en cualquiera de las dos situaciones.






Personalidad




Como buen aries que se precie, su carácter tiende en demasía a la impetuosidad y rebeldía. Un rasgo de su personalidad que no sin esfuerzo se enorgullece de controlar la mayor parte del tiempo desde que alcanzó la madurez a temprana edad, ya que como contrapunto, también posee un gran sentido del deber y la responsabilidad. Estas cualidades entran en conflicto más veces de lo habitual, algo no del todo beneficioso para un joven tan inquieto y enérgico, siempre a punto de saltar a la mínima provocación, pues la terquedad y la facilidad con la que suele enojarse suele llevarle por el mal camino cuando menos lo espera.

Arrogante, extrovertido, espontáneo... en su juventud, Caleb derrochaba entusiasmo y desenfado. Su iniciativa y espíritu aventurero aún continua latente, como demuestra con entusiasmo en cada pequeña expedición de caza que se le presente, ama los retos,  solo que aplica todas estas características a su vida con mayor mesura.  Siempre había existido en él un instinto de liderazgo que  desdeñaba en pos a la libertad e independencia que la facilidad con la que aprendía cada lección y nueva técnica le ofrecían. Se consideraba aventajado en muchos aspectos, solo que no era lo suficientemente consciente de ello ni sabía encontrarle utilidad alguna debido a la inmadurez y juventud en sus inicios.

Fue más bien pronto cuando descubrió que, en ocasiones, uno debe mantener los ojos abiertos ante todo cuanto le rodea. Observar con detenimiento, analizar cada pequeña acción o palabra con tal de evadir ese pequeño margen de errores que podrían costarle muy caros. En su persona se efectuó un cambio importante, y tras ese suceso que lo marcó y lo hizo madurar, se cuida mucho de no tomar decisiones a la ligera o de realizar acciones precipitadas, pues las consecuencias que esto acarrea pueden ser definitivas y permanentes, como la muerte en si misma. O como en su caso, cargar sobre sus hombros un profundo y hondo sentimiento de responsabilidad para con los suyos y una culpa incapaz de expiar.

Para algunos, puede resultar una persona irritantemente honesta, una cualidad que fácilmente puede confundirse con arrogancia y cierta malicia, lo que, junto con su tendencia a la violencia, puede desencadenar más de un problema si no logra controlarse o tomar conciencia de sus actos. Autocontrol. Un autocontrol sobrehumano sería lo que definiría su capacidad de reacción.

Golpear primero, preguntar después.

Podría resultar problemático dejar salir cuanto le plazca por ese piquito de oro que posee, pero más lo es guardar secretos. No nos engañemos, sabe mentir y recurre con facilidad a una perfecta cara de póquer, pero no por ello la frustración que siente es menos insistente. Detesta el engaño, valorando ante todo la verdad.    

Es difícil para un líder innato como él seguir las instrucciones que se le imponen desde las altas esferas de la Clave , siempre odiando profundamente y argumentando contra aquellos que le digan qué hacer si esto entra en conflicto con el peculiar aprendizaje espartano que le fue dado desde su juventud. La particularidad que conlleva ser un Nighthshade lo induce a ser completamente leal ante las órdenes recibidas en su particular círculo familiar, conformando una jerarquía de mando totalmente independiente entre el resto de cazadores de sombras.

Su terquedad y convicción lo convierten en alguien fuerte y determinado, capaz de guiar sobre seguro a los suyos, pero no por ello esto lo convierte en un líder entre las masas o el comandante de algún tipo de ejército nehpilim. Cuanto menos, puede resultar problemático y con tendencias mal disimuladas de rebeldía hacia el resto del mundo y a quien le diga qué hacer, pese a ello, con los suyos se muestra un líder argumentativo, un mediador que respeta y tiene en cuenta las opiniones del resto en el conjunto de personalidades dispares a los que les confiaría su propia vida y junto los que lucha día a día.

Desde una perspectiva externa a su circulo, es el que se encarga de ellos, los cuida y mantiene unidos y a salvo. Se otorgó el cargo de portavoz, hablando por ellos y siendo el que diera la cara por el resto del grupo.Todo aquel que pretenda sobrepasarse con alguno de ellos, primero deberá enfrentarse a él. Una tarea ardua si se el grupo al que pertenece se ve amenazado.  

Sus lealtades están claras y su sentido del deber raya la obsesión: Primero, su familia, después, él mismo y por último, la Clave. No le importa jugar al filo de la ley en ocasiones, ya que considera que ser leal y al mismo tiempo eficaz no está reñido con los posibles daños colaterales que pudieran presentarse,  aunque tampoco es dado a molestarse en ocultar su desprecio a criaturas como pueden ser los subterráneos o a los mundanos, a los que considera insignificantes. El circulo le inspira total y absoluto desprecio, es una persona que no conoce matices en cuanto a lealtades se refiere. Este hecho los sitúa a todos en la parte más baja en su escala de valores.

Firme y leal a sus objetivos.  No desprecia la competencia, pero le cuesta dar el brazo a torcer ante aquellas causas por las que lucha día a día. La terquedad inherente en él lo instan a ello, volviéndose si cabe más determinado en sus propósitos. Le gusta tomar decisiones y tiene una mente ágil y rápida ante todo tipo de situaciones.

Muchas veces desafiante y salvajemente pasional y dado a tomar la iniciativa. Otras, demasiado contenido y distante.  En ocasiones frío, incluso infiel. Dominante y violento por naturaleza. Otras cálido y terriblemente sensible. Contrastes demasiado confusos y difíciles de comprender salvo para aquellos que conocen realmente la historia grabada en su propia piel y que resulta tan vívida e inalcanzable tras su mirada.  Es vengativo y suele guardar para sí mismo un rincón en su cabeza en el que enviar a aquellos a los que les guarda rencor, archivando uno a uno a cuantos entran en su lista negra y a los que les ofrece sin consideración un absoluto desprecio.

Caleb disfruta un egoísmo y una independencia inusitada en muchos ámbitos de su vida, pero cuando de su familia se trata, y más concretamente de sus primos, este rasgo se ve sustituido por una lealtad y posesividad enfermiza. Tal vez ellos sean los únicos afortunados a los que Caleb perdone casi cualquier cosa y por los que sería capaz de dar la vida.





Historia



Es “el poema de la guerra, la furia y la muerte” y está compuesto por más de 15.000 versos repartidos en 24 cantos. Cuenta algunos sucesos de la primera parte del “ciclo troyano” –no todos- acontecidos durante la guerra de Troya, que sucedió aproximadamente sobre el año 1250 a.C.: el asedio que las tropas griegas dirigidas por el rey de reyes Agamenón hicieron sobre las murallas de la inexpugnable Ilión (Troya), la de los muros erigidos por el dios Poseidón y gobernada por el rey Príamo. Sin embargo, de los 10 años de asedio, Homero apenas si nos cuenta los episodios de un par de meses en el décimo año de guerra, la llamada “cólera de Aquiles”:

el enfrentamiento del protagonista griego con Agamenón a causa de una esclava prisionera, Briseida; el retiro de Aquiles del combate y las consiguientes derrotas griegas, huérfanas del primero de sus héroes; la lucha de Patroclo con las armas del “pélida” y su muerte; el dolor de Aquiles y su retorno al combate para vengar la muerte de su favorito; por último, la derrota del troyano Héctor, cuyo cadáver es cruelmente arrastrado en torno a la ciudad, y la entrega de su cadáver al rey Príamo, para celebrar unos funerales apropiados.

Este es el argumento de la obra. Sabemos que el relato general del “ciclo” tiene su origen y su propio desenlace, su comienzo y su final, pero Homero sólo se detiene en un episodio lleno de escenas de especial relevancia: los brutales combates entre nobles, el llamado “catálogo de las naves” en el que se enumeran las fuerzas de los griegos, la despedida de Héctor y su esposa Andrómaca, o la asamblea de los dioses, presidida por Zeus, discutiendo sobre la suerte de los combatientes. En estos episodios se detallan con atención y solemnidad los rasgos de los personajes (y sus epítetos: Aquiles es “el de los pies ligeros”; Ulises “el astuto”, “el de muchos recursos”; la diosa Atenea “la de ojos glaucos”, etc.)., principales y secundarios, humanos y divinos, en torno a los cuales los dioses del Olimpo intervienen a favor o en contra de los bandos contendientes.
La Ilíada es el reflejo legendario de una época ya pasada en la que valían la fuerza y la astucia, la rapiña y la guerra, la muerte heroica y rápida (el ejemplo del joven Aquiles), época en la que humanos y dioses actuaban al unísono para resolver las rivalidades de la tierra y del Olimpo. Una época, demás, que ha sido arqueológicamente datada gracias a los hallazgos de uno de los aventureros más apasionantes del siglo XIX: H. Schliemann, quien con la única ayuda del texto homérico fue capaz de encontrar en la colina turca de Hissarlik los restos de la antigua Troya, demostrando en 1870 que la ciudad sufrió una tremenda destrucción en el siglo XIII a.C., con lo cual quedaría probado que las historias que cantó Homero allá por el silo VIII a.C. tuvieron su germen real unos siglos antes.

















Es “el poema de la guerra, la furia y la muerte” y está compuesto por más de 15.000 versos repartidos en 24 cantos. Cuenta algunos sucesos de la primera parte del “ciclo troyano” –no todos- acontecidos durante la guerra de Troya, que sucedió aproximadamente sobre el año 1250 a.C.: el asedio que las tropas griegas dirigidas por el rey de reyes Agamenón hicieron sobre las murallas de la inexpugnable Ilión (Troya), la de los muros erigidos por el dios Poseidón y gobernada por el rey Príamo. Sin embargo, de los 10 años de asedio, Homero apenas si nos cuenta los episodios de un par de meses en el décimo año de guerra, la llamada “cólera de Aquiles”:

el enfrentamiento del protagonista griego con Agamenón a causa de una esclava prisionera, Briseida; el retiro de Aquiles del combate y las consiguientes derrotas griegas, huérfanas del primero de sus héroes; la lucha de Patroclo con las armas del “pélida” y su muerte; el dolor de Aquiles y su retorno al combate para vengar la muerte de su favorito; por último, la derrota del troyano Héctor, cuyo cadáver es cruelmente arrastrado en torno a la ciudad, y la entrega de su cadáver al rey Príamo, para celebrar unos funerales apropiados.

Este es el argumento de la obra. Sabemos que el relato general del “ciclo” tiene su origen y su propio desenlace, su comienzo y su final, pero Homero sólo se detiene en un episodio lleno de escenas de especial relevancia: los brutales combates entre nobles, el llamado “catálogo de las naves” en el que se enumeran las fuerzas de los griegos, la despedida de Héctor y su esposa Andrómaca, o la asamblea de los dioses, presidida por Zeus, discutiendo sobre la suerte de los combatientes. En estos episodios se detallan con atención y solemnidad los rasgos de los personajes (y sus epítetos: Aquiles es “el de los pies ligeros”; Ulises “el astuto”, “el de muchos recursos”; la diosa Atenea “la de ojos glaucos”, etc.)., principales y secundarios, humanos y divinos, en torno a los cuales los dioses del Olimpo intervienen a favor o en contra de los bandos contendientes.
La Ilíada es el reflejo legendario de una época ya pasada en la que valían la fuerza y la astucia, la rapiña y la guerra, la muerte heroica y rápida (el ejemplo del joven Aquiles), época en la que humanos y dioses actuaban al unísono para resolver las rivalidades de la tierra y del Olimpo. Una época, demás, que ha sido arqueológicamente datada gracias a los hallazgos de uno de los aventureros más apasionantes del siglo XIX: H. Schliemann, quien con la única ayuda del texto homérico fue capaz de encontrar en la colina turca de Hissarlik los restos de la antigua Troya, demostrando en 1870 que la ciudad sufrió una tremenda destrucción en el siglo XIII a.C., con lo cual quedaría probado que las historias que cantó Homero allá por el silo VIII a.C. tuvieron su germen real unos siglos antes.














.


♫ Hecho por Belcebú para sourcecode



Caleb A.Nightshade
avatar
Cazador de Sombras
Mensajes :
3

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.